Pastoral

 

 

 
"El área Pastoral del Liceo Laura Vicuña, es el equipo que ayuda a animar la vida de fe de la Comunidad Educativa. El objetivo, es que todos puedan encontrar, conocer y reafirmar su amistad con Jesucristo, quien nos ama y desea siempre nuestra felicidad. Todo esto se realiza a través de actividades litúrgicas, recreativas, campañas, grupos asociativos, entre otras tantas cosas, ya sea a nivel local, regional o nacional.   
El Equipo Pastoral está compuesto por su Coordinadora, Sor Luisa Vargas; por la Secretaria, Sra. Morie Leiva; la encargada del Movimiento Juvenil Salesiano (MJ) Srta. Romina Espinoza y por la Encargada de Infancia Misionera, Sra Pamela Velázquez. Todas ellas, y siempre contando con la colaboración de los profesores, apoderados y alumnas, que en varias ocasiones asumen labores de animación y asesoramiento de grupos más pequeños, están en constante misión para que todo el Liceo camine siempre de la mano de Jesús. 
Cada actividad realizada desde el área Pastoral, es confiada a la intersección de Laurita Vicuña y de María Auxiliadora. ¡Ellas son compañeras de camino que nunca fallan!
Esperamos que te sumes a nosotros y que, animados por el lema de este año "Nos mueve la esperanza", podamos contagiarnos la Vida que Jesús trae siempre a nuestros corazones. 
Síguenos en redes sociales@pastoral_llv
 
 
Este año 2021 contaremos con los siguientes grupos asociativos:
Infancia Misionera (IAM)
Aventura Laura Vicuña (ALVI)
Catequesis de Primera Comunión 1º y 2º año 
Catequesis de Confirmación"
INTEGRANTES

Sor Luisa Vargas

Cargo: Coordinadora de Pastoral

Morié Leiva F.

Cargo: Secretaria Equipo  Pastoral

 

 

   

 

Srta. Romina Espinoza

 Cargo:  Encargada del Movimiento Juvenil Salesiano (MJ)
 

Sra. Pamela Velázquez

Cargo: Encargada de Infancia Misionera

   "¡Oh, si, ella es mi Madre, ella es mi Madre! Nada me hace más feliz que pensar que soy hija de Maria."

    

«Cultivemos el arte de escuchar y acompañar» es el título del Aguinaldo 2018 y que profundiza con el texto bíblico «Señor, dame esa agua» (Jn. 4, 15)